Archivo de la etiqueta: Infancia

Todos necesitamos ver ‘Wonder’ cuanto antes

Wonder-754759686-largeWonder
Stephen Chbosky
(Estados Unidos, 2017)
Jacob Tremblay, Julia Roberts, Owen Wilson
Disponible en Movistar+ (cine), Filmin y Rakuten TV

3 StarsTodos merecemos una ovación con el público en pie en algún momento de nuestra vida. Todos merecemos ser el centro de las miradas y recibir el reconocimiento y el aplauso de quienes nos rodean. Por supuesto, y aunque desde su nacimiento lo haya tenido todo más difícil, también Auggie (Jacob Tremblay, que ya sorprendiera en 2015 en el film de producción irlandesa La habitación). Auggie es un niño de 10 años nacido con una deformidad facial que le ha obligado a ser operado 27 veces y que, consecuencia de ello, no luce como lucen los demás chicos que acuden al colegio al que llega por primera vez, después de que su madre (Julia Roberts) le hubiese enseñado todo lo que sabe sustituyendo sus primeros años de colegio por la impartición de clases en casa.

A Auggie le cuesta, cada vez que sale de casa, que todos le miren. Y el precio que tiene que pagar por ir, como cualquier otro niño de su edad, al colegio, es ser el centro de las burlas. El colegio se convierte en el peor sitio al que ir cuando tu cara ha pasado por 27 operaciones. Y Auggie lo sufre día tras día. Por eso lleva años saliendo a la calle metido en su casco de astronauta y por eso Halloween es su fiesta favorita. Porque de este modo, con su cara cubierta, se convierte en uno más. Solo eso. Uno más. Y puede caminar sin agachar la mirada. Puede ver a quien tiene enfrente a los ojos, y no solo a sus zapatos.

Wonder-701382293-large

Pero no solo de Auggie trata la película. También de los secundarios: sus compañeros de colegio, su hermana, la amiga de esta, su madre y, en menor medida, su padre. Porque Chbosky nos enseña que también ellos, a pesar de presentar un aspecto físico similar al de la mayoría, de no sufrir deformidades en sus rostros, también ellos necesitan de los demás. Todos necesitamos a alguien. No solo Auggi. El mensaje cala al remate de la cinta. Un final demasiado edulcorado que busca el camino más corto para tocar la fibra sensible del espectador pero que no empaña un interesante recorrido en el que tenemos el gusto de conocer al entrañable Auggie y su familia.

Retrato de la miseria en ‘The Florida Project’

The_Florida_Project-262638902-largeThe Florida Project
Sean Baker
(Estados Unidos, 2017)
Brooklynn Prince, Willem Dafoe, Bria Vinaite
Película en cartelera

3 StarsEn plena crisis económica, un grupo de personas sobrevive a sus efectos en un pequeño motel de Florida muy próximo a Disneyworld. Tan cerca y tan lejos. La miseria que habita en una diminuta habitación de motel que huele a pis y sabe a hamburguesa y whisky barato y, a solo unos pocos kilómetros, la fantasía, el aroma a dulces de algodón y los personajes de dibujos animados que habitan parques de atracciones. Tan cerca y tan lejos, viendo correr las horas de ocio que regala el periodo estival, se encuentran Moonee (Brooklynn Prince), de seis años, y Scooty (Christopher Rivera), a los que se acaba de unir la recién llegada Jancey (Valeria Cotto).

Con la llegada de Jancey arranca la película y comenzamos a ser testigos de las andanzas que emprenden los jóvenes aventureros. Inquietos, traviesos, gamberros la mayor parte de las veces. Poco tiempo dedican a su educación sus progenitores, más preocupados por llenar la nevera o el mueble bar según el caso. Los primeros invierten su tiempo en vagar solos por las inmediciones e interiores del motel, los segundos, intentando sobrevivir al día a día y Bobby (Willen Dafoe, nominado al Oscar a mejor actor de reparto), conserje de las instalaciones, intentando mantener en calma la situación, buscando rápidas y eficaces soluciones a cada conflicto generado por los dos grupos anteriores.

The_Florida_Project-365853689-large

La América profunda retratada de forma veraz, auténtica, descorazonadora, tan sutil como conmovedora. Esa América que habita en los márgenes, que no suele protagonizar películas y que no visitan los millones de turistas que recibe Estados Unidos cada año. Esa en la que los niños, sucios y desnutridos, son felices diciendo tacos y robando helados. Niños que nunca pisarán Disneyworld a pesar de vivir a unos pocos kilómetros de distancia. Ellos representan la cara más triste de un sistema que permite sangrantes desigualdades. Pocos lo han retratado como Baker en The Florida Project, aún en cines.