Archivo de la etiqueta: Drogas

Walter White y ‘Breaking Bad’ al descubierto

La universidad española es noticia y nos hemos acordado de uno de nuestros docentes televisivos favoritos: Walter White (Bryan Cranston). El de Albuquerque, profesor de química, protagonizó una de las mejores series que ha dado nunca la televisión, Breaking Bad, y tras ella llegaron un documental, No half measures: creating the final season of Breaking Bad, que servirá de entretenimiento y saciará la curiosidad de los amantes de la serie; y un spin-off en forma de precuela protagonizado por uno de sus secundarios, el abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk). Suficiente para una buena maratón de fin de semana.

Breaking_Bad_Serie_de_TV-952955291-large
Breaking Bad (Vince Gilligan, 2008) A Walter White (Bryan Cranston), profesor de química, le descubren un cáncer de pulmón incurable. Casado con Skyler (Anna Gunn) y con un hijo discapacitado (RJ Mitte), esto lo impulsa a dar un drástico cambio a su vida: decide, con la ayuda de un antiguo alumno (Aaron Paul), fabricar y vender anfetaminas para liberar a su familia de problemas económicos cuando él no esté.
gillian-breaking-bad
No half measures: creating the final season of Breaking Bad (Stuart Richardson, 2013) Documental sobre la creación y grabación de la última temporada de ‘Breaking Bad’. Una interesante historia por descubrir para los fans, con numerosas anécdotas y curiosos detalles sobre la aclamada serie. En la imagen: Bryan Cranston, quien interpreta a su protagonista, y Vince Gillian, su creador.
Better_Call_Saul_Serie_de_TV-184626064-large
Better Call Saul (Vince Gilligan, Peter Gould, 2015) Spin-off y precuela de ‘Breaking Bad’ centrada en el personaje del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk), seis años antes de conocer a Walter White (Bryan Cranston). La serie cuenta cómo un picapleitos de poca monta llamado Jimmy McGill, con problemas para llegar a fin de mes, se convierte en el abogado criminalista Saul Goodman.

‘Oz’: la serie que cambió la televisión que conocías

ozOz
Tom Fontana
(Estados Unidos, 1997-2003)
Ernie Hudson, Harold Perrineau, Lee Tergesen
Disponible en HBO España

4 StarsLa HBO a.S. (antes de Los Soprano) dio señales, dos años antes de que Tony y los suyos llegasen a nuestras casas, de que el modelo de producciones de ficción para televisión estaba cambiando, o había cambiado ya. La cadena norteamericana hizo suyo el mismo año del estreno de Oz, 1997, un lema que sería toda una declaración de intenciones: It’s not TV, it’s HBO (No es televisión, es HBO). O lo que es lo mismo: no esperes ver en HBO lo que estás acostumbrado a ver en televisión. Esto es Oz. Después vendrían Los SopranoThe WireBoardwalk Empire Juego de Tronos. Pero a HBO España acaba de llegar, veinte años después de su estreno, Oz. Así que ya no hay excusa para no descubrir dónde y cómo empezó todo.

La serie se sitúa en el estado de Nueva York, en donde se encuentra la Penitenciaría Oswald, a la que todos conocen como Oz. No es una cárcel cualquiera, sino una prisión de máxima seguridad en la que existe una unidad experimental, Ciudad Esmeralda, con la que se pretende conseguir la rehabilitación de los presos. Limpia, pulcra, moderna y hasta hermosa, Ciudad Esmeralda no deja de ser, sin embargo, una prisión y, como todas, de lo más peligrosa. A pesar de las modernas instalaciones y del énfasis en la recompensa de la rehabilitación, la prioridad allí sigue siendo la supervivencia y el miedo es el compañero inseparable de quienes ocupan sus celdas.

ozss

Entre sus paredes se llevan a cabo tramas de todo tipo. Encontraremos drama, acción y el thriller típico de cualquier drama carcelario. Pero Oz es mucho más. En Ciudad Esmeralda reconocemos una muestra de lo que se encuentra al otro lado de la valla, de nuestra propia sociedad. Un ensayo socipolítico y filosófico con los presos como sujetos de muestra. En la cárcel se agrupan según su etnia y las guerras en busca de poder marcan el día a día de los reclusos. Drogas, homosexualidad, racismo, religión… son muchos los temas que trata Oz, apoyada en un reparto excelso, aunque con caras desconocidas por aquel entonces, y que no rehuye hablar ni mostrar nada de manera explícita por poco habitual y/o incómodo que resultase. Oz es retroceso, Oz es escarmiento. ¿Quieres castigar a un hombre? Sepárale de su familia. Sepárale de sí mismo. Enciérralo con los de su calaña. Oz significa malos tiempos en tiempos difíciles”. Así nos describe uno de sus protagonistas el lugar que habita. Así es la cárcel, así es Oz.

‘Mr Robot’, líder de la lucha anticapitalista

Mr_Robot_Serie_de_TV-978107021-largeMr Robot
Sam Esmail 
(Estados Unidos, 2015-actualidad)
Rami Malek, Christian Slater, Carly Chaikin
Disponible en Movistar+ Series

3 StarsElliot Anderson (Rami Malek) es un joven y brillante programador con problemas para las relaciones sociales que durante el día trabaja como técnico de ciberseguridad de una importante empresa informática y por la noche es un desinteresado justiciero cibernético. Hasta aquí la sinopsis oficial de la serie o, al menos, de lo que fue en sus comienzos, hace ahora tres años. Un inicio que mostró su mejor cara. Sus primeros capítulos son sin duda los mejores. Un genio de la informática, con fobia a mantener cualquier tipo de relación con otros seres humanos y adicto a unas drogas que le eviten pensar en la depresión que sufre, es reclutado por un grupo activista de hackers, fsociety, para acabar con el sistema capitalista destruyendo a la gran multinacional que todo lo maneja: ECorp. O como le llamaremos a partir del minuto uno: Evil Corp.

La primera temporada fue claramente de más a menos, pero remató con reseñas positivas por parte de crítica y público. Tanto es así, que tanto la serie como sus dos actores principales, Rami Malek (increíble descubrimiento que pronto veremos encarnando a Freddie Mercury) y Christian Slater, fueron nominados a todos los premios habidos y por haber, siendo Mr Robot la mejor serie de 2015 para la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, encargada de conceder los Globos de Oro. Mucho para una serie que arriesga, con una temática poco amable, y con una composición y unos encuadres que se salen de lo tradicional y que nos dejan, en ocasiones, tan perplejos como enganchados.

Mr_Robot_Serie_de_TV-359635369-large

En su segunda temporada la serie da un giro de 180º a la trama. Vemos a Elliot en otro hábitat. Lejos de los ordenadores, lejos de una lucha por la que tanto había trabajado. El interés por la serie decae… hasta que un drástico giro en la trama intenta hacer que la serie levante el vuelo, y que hará que los más creyentes vuelvan a confiar en Esmail y compañía. Lo cierto es que la segunda temporada hizo que muchos perdieran la fe y Mr Robot perdió el lugar entre las grandes que las críticas de su estreno le había otorgado.

Mr_Robot_Serie_de_TV-821741037-large

El pasado mes de diciembre terminó su tercera y, hasta el momento, última temporada, aunque ya sabemos que habrá una cuarta, con la misión de devolver a la serie el caché perdido. Y, sin llegar a la excelencia de sus inicios, Esmail sí consigue que vuelva aquel Elliot del comienzo, con un Mr Robot (Slater) más presente que nunca, con incorporaciones al reparto del nivel de Bobby Cannavale o Grace Gummer. Elliot vuelve a ser Elliot, la lucha anticapitalista vuelve al primer plano y, aunque las enrevesadas maniobras informáticas sobrepasen en la mayoría de las ocasiones nuestra capacidad de entender qué está sucediendo, y los diez episodios formen un trayecto con demasiados altibajos, nos deja capítulos de un nivel excepcional y un cierre de trama, con el 3×10, por todo lo alto. Este 2018 llega la cuarta temporada. A la espera estamos.