Archivo de la etiqueta: Crimen

‘Juego de ladrones’: fallido atraco perfecto

Juego_de_ladrones_El_atraco_perfecto-103761073-largeJuego de ladrones. El atraco perfecto (Den of thieves)
Christian Gudegast (Estados Unidos, 2018)
Gerard Butler, Pablo Schreiber, O’Shea Jackson Jr.
Película en cartelera

2 StarsSi a los clichés más sobados de las películas de robos de bancos les sumamos a los policías más malotes de los Estados Unidos y un par de caras conocidas, un guión débil y un giro final fallido obtenemos Juego de Ladrones. El atraco perfecto. Todos los días, el banco de la Reserva Federal de Los Ángeles saca de la circulación 120 millones de dólares en efectivo triturando los billetes que, por su desgaste, ya no son óptimos para seguir circulando. Un grupo de experimentados ladrones planea su gran atraco final: robar esos millones que nadie echará en falta. Pero el departamento del Sheriff de Los Ángeles, la brigada más temida de la ciudad, liderada por Big Nick (Gerard Butler), no está dispuesto a ponérselo fácil.

Y los clichés se suceden uno tras otro. Tenemos a dos de los hombres más inteligentes de la Tierra liderando cada uno de los bandos. A Big Nick el de la policía y a Ray Merrimen (Pablo Schreiber) el de los ladrones. El primero descubre quiénes acaban de perpetuar el robo que investiga en una escena de quince segundos sin demasiado esfuerzo. Ambos conocen y anticipan la jugada del otro con una facilidad y una precisión pasmosas. Ambos mantienen la calma y la cara de tipos duros en los momentos más complicados. Nick lucha además contra el estirado jefe del FBI, mucho menos listo y guapo, que intenta tomar sin éxito el control de las operaciones. Merrimen, contra la posibilidad de que alguno de los suyos sea un policía infiltrado. Nada que no hayamos visto. Juego de ladrones tiene lo que cualquier película de robos de bancos: sus persecuciones, sus tiroteos, sus rehenes, su llamada del negociador… y un fallido giro final que no se sostiene por más que uno ponga toda su fe en ello.

juegoDen-of-Thieves-Pablo-Schreiber-1

Un Gerard Butler en horas bajas, unos diálogos ridículos que intentan hacerle parecer sin éxito un malote ingenioso, una absurda e innecesaria (más aún cuando la película se alarga hasta los 140 minutos) trama secundaria que nos muestra a su mujer e hijas con el fin de dar dramatismo a la situación del protagonista, que no logra su objetivo y acaba por aportar entre poco y nada a la historia, unos personajes planos en general y una falta de precisión a la hora de contar cada detalle del robo terminan por hacer de este un producto fallido. Aún así, queda la acción y la pasajera tensión creada en pleno atraco que hacen que, por momentos, la película se vea con interés. Al menos, si te gustan las películas de robos y atracos.

En busca del asesino en ‘La casa torcida’

la casa0727450La casa torcida (Crooked house)
Gilles Paquet-Brenner (Reino Unido, 2017)
Glenn Close, Terence Stamp, Christina Hendricks
Fecha de estreno: 13 de abril

3 StarsAristides Leónides (Gino Picciano), patriarca de una adinerada familia, ha sido asesinado. Su nieta Sophia (Stefanie Martini) parece la más dolida por el fatal acontecimiento, así que decide contactar con un viejo amigo, el detective privado Charles Hayward (Max Irons), hijo de un detective de Scotland Yard, quien será el encargado de resolver el crimen. Nos subimos pues a los hombros Hayward para recorrer cada una de las habitaciones de la inmensa mansión de la familia, en la que viven todos y cada uno de sus miembros, en busca del asesino del patriarca. Su joven esposa, sus dos hijos, sus nueras, sus nietos, el tutor de estos… todos parecen ser sospechosos después de responder a cada pregunta del detective. Todos guardan secretos. Todos albergan motivos suficientes para haber querido acabar con la vida del viejo.

Adaptación de la homónima novela de Agatha Christie, la película convierte el relato original en una sucesión de escenas donde la dirección brilla por su ausencia. En la que solo el interés por conocer la identidad del asesino nos mantiene alerta, en la que la excentricidad de los personajes da buenos y malos resultados. Solo unos pocos se salvan de la quema: además de Sophie, la tía Edith (Glenn Close) y la nieta Josephine (Honor Kneafsey) son dignos de ser recordados. Los demás son personajes planos y de escaso interés. Mención aparte, el caso de Max Irons, quien ha creado al detective más insulso y menos carismático de todos los tiempos.

1371_Crooked House_Photo Nick Wall.RAF

Lo positivo de la cinta, el misterio de este tipo de intrigas culminado con un buen final que hace que el sabor de boca una vez que la pantalla se funde a negro sea bueno. Durante el trayecto asistimos y aceptamos sin rechistar cada giro para hacer que clavemos la mirada acusadora en un personaje distinto y nos metemos en la piel del detective ante la incapacidad de Irons para hacerlo de manera eficaz. ¿Quién no ha disfrutado alguna vez jugando al Cluedo? ¿Quién no sueña con resolver un crimen, encontrar pistas que nadie encuentra para poder desenmascarar al asesino? A partir de mañana, en los cines, una nueva oportunidad para hacerlo.

‘American Crime Story’: el pueblo vs O.J. Simpson

American_Crime_Story_The_People_v_O_J_Simpson_Miniserie_de_TV-867995150-largeAmerican Crime Story: The People v. O.J. Simpson
Ryan Murphy
(Estados Unidos, 2016)
Cuba Gooding Jr, John Travolta, Sarah Paulson
Disponible en Netflix

3 StarsEl caso del deportista norteamericano O.J. Simpson conmocionó, en 1995, al mundo entero. Un futbolista de éxito con un carisma que le llevó a protagonizar anuncios o conseguir algún papel en Hollywood acusado de asesinar a su exesposa, Nicole Brown, y a un amigo de esta, Ronald Goldman. Ambos aparecieron bañados en sangre en la casa de la primera. Habían sido acuchillados con saña hasta la muerte. Y todas las pruebas apuntan a un único sospechoso: O.J. Simpson. El deportista presenta un corte en la mano, hay sangre suya y de los dos asesinados en su coche, uno de sus guantes aparece en la escena del crimen, también su pelo… parece el caso más fácil para la fiscalía. Parece un claro caso de celos que acaba en asesinato.

Pero O.J. Simpson defiende que es inocente desde el primer momento. Y para demostrarlo forma un dream team de abogados encargados de lograr lo que parece imposible. Simpson, además de muy querido por todos, es negro. Sin embargo, nunca se había involucrado por la lucha de su gente contra la discriminación que sufren en Estados Unidos o, más concretamente, Los Ángeles, donde vive y donde la policía dispara antes de preguntar en caso de que la piel de cualquier sospechoso tienda al color oscuro. Siempre se le vio con mujeres blancas, sus recientes amistades, sus vecinos… todos son blancos. Era un negro viviendo como un blanco. Hasta el momento de tener que defenderse del asesinato de Nicole Donald. La defensa inició un lavado de cara, trató de revertir la situación y presentó ante un jurado popular plagado de miembros de raza negra una idea: ¿y si estamos ante un nuevo caso en el que la policía de Los Ángeles pervierte pruebas para inculpar a un negro? El veredicto ya no parece tan claro.

ameri160405-fallon-oj-finale-tease_qpgley

Uno de los juicios más interesantes de la historia de Estados Unidos llevado a la pequeña pantalla por Ryan Murphy, en la que es la primera temporada de una serie, American Crime Story, que abordó en la segunda el asesinato del diseñador de moda Gianni Versace y que tratará en la tercera los efectos del huracán Katrina. En el episodio dedicado a O.J. SimpsonMurphy se rodea de un reparto de lujo con gran parecido físico a los representados en la mayoría de los casos. No tanto en el del protagonista. El de Cuba Gooding Jr. como O.J. es precisamente el caso que más chirría. Se hace difícil imaginárselo como estrella de fútbol americano. Pero la historia se sigue con interés, el cual será mayor si no la conoces en profundidad, y todo fluye sin demasiadas pretensiones pero sí con la firmeza y los mimbres para haber logrado una buena primera temporada de la serie.

 

o_j_made_in_america-207558246-largeEn 2016 se estrenó una miniserie documental de cinco episodios sobre el mismo caso titulada: O.J.: Made in America. El documental recoge el ascenso y caída del popular jugador de fútbol americano O.J. Simpson, desde sus inicios en San Francisco hasta su llegada a la NFL y su vida personal posterior a su carrera deportiva, incluyendo el famoso juicio de 1995 por el supuesto asesinato de su exmujer, Nicole Brown, y el amigo de esta, Ron Goldman. Interesante echarle un vistazo antes (o después) de ver American Crime Story a la misma historia en modo documental. Curioso ver los parecidos que presentan realidad y ficción, e interesante porque cada una de ellas mostrará sucesos que no muestra la otra.

 

Walter White y ‘Breaking Bad’ al descubierto

La universidad española es noticia y nos hemos acordado de uno de nuestros docentes televisivos favoritos: Walter White (Bryan Cranston). El de Albuquerque, profesor de química, protagonizó una de las mejores series que ha dado nunca la televisión, Breaking Bad, y tras ella llegaron un documental, No half measures: creating the final season of Breaking Bad, que servirá de entretenimiento y saciará la curiosidad de los amantes de la serie; y un spin-off en forma de precuela protagonizado por uno de sus secundarios, el abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk). Suficiente para una buena maratón de fin de semana.

Breaking_Bad_Serie_de_TV-952955291-large
Breaking Bad (Vince Gilligan, 2008) A Walter White (Bryan Cranston), profesor de química, le descubren un cáncer de pulmón incurable. Casado con Skyler (Anna Gunn) y con un hijo discapacitado (RJ Mitte), esto lo impulsa a dar un drástico cambio a su vida: decide, con la ayuda de un antiguo alumno (Aaron Paul), fabricar y vender anfetaminas para liberar a su familia de problemas económicos cuando él no esté.
gillian-breaking-bad
No half measures: creating the final season of Breaking Bad (Stuart Richardson, 2013) Documental sobre la creación y grabación de la última temporada de ‘Breaking Bad’. Una interesante historia por descubrir para los fans, con numerosas anécdotas y curiosos detalles sobre la aclamada serie. En la imagen: Bryan Cranston, quien interpreta a su protagonista, y Vince Gillian, su creador.
Better_Call_Saul_Serie_de_TV-184626064-large
Better Call Saul (Vince Gilligan, Peter Gould, 2015) Spin-off y precuela de ‘Breaking Bad’ centrada en el personaje del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk), seis años antes de conocer a Walter White (Bryan Cranston). La serie cuenta cómo un picapleitos de poca monta llamado Jimmy McGill, con problemas para llegar a fin de mes, se convierte en el abogado criminalista Saul Goodman.

Duelo a muerte con la ‘Malaria’ como excusa

malaria_s-783316250-largeMalaria
Edson Oda (Brasil, 2012)
Animación

4 StarsWestern, más cómic, más origami, más kirigami. Cuatro elementos que dan como resultado un emocionante cortometraje de cinco minutos. A través de recortes de papel y un viejo cuchillo, Edson Oda nos cuenta la historia de Fabiano y la Muerte. Una mesa de cualquier saloon del lejano oeste y dos hombres. Uno de ellos, Fabiano, es un joven mercenario que solo busca la recompensa que se ofrece por matar a quien tiene delante de sus narices, la Muerte. Esta, está a punto de llevarse consigo a una niña que ha contraído malaria. El resultado es un inquietante duelo que te mantendrá agarrado a la silla desde el minuto uno.

‘Mr Robot’, líder de la lucha anticapitalista

Mr_Robot_Serie_de_TV-978107021-largeMr Robot
Sam Esmail 
(Estados Unidos, 2015-actualidad)
Rami Malek, Christian Slater, Carly Chaikin
Disponible en Movistar+ Series

3 StarsElliot Anderson (Rami Malek) es un joven y brillante programador con problemas para las relaciones sociales que durante el día trabaja como técnico de ciberseguridad de una importante empresa informática y por la noche es un desinteresado justiciero cibernético. Hasta aquí la sinopsis oficial de la serie o, al menos, de lo que fue en sus comienzos, hace ahora tres años. Un inicio que mostró su mejor cara. Sus primeros capítulos son sin duda los mejores. Un genio de la informática, con fobia a mantener cualquier tipo de relación con otros seres humanos y adicto a unas drogas que le eviten pensar en la depresión que sufre, es reclutado por un grupo activista de hackers, fsociety, para acabar con el sistema capitalista destruyendo a la gran multinacional que todo lo maneja: ECorp. O como le llamaremos a partir del minuto uno: Evil Corp.

La primera temporada fue claramente de más a menos, pero remató con reseñas positivas por parte de crítica y público. Tanto es así, que tanto la serie como sus dos actores principales, Rami Malek (increíble descubrimiento que pronto veremos encarnando a Freddie Mercury) y Christian Slater, fueron nominados a todos los premios habidos y por haber, siendo Mr Robot la mejor serie de 2015 para la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, encargada de conceder los Globos de Oro. Mucho para una serie que arriesga, con una temática poco amable, y con una composición y unos encuadres que se salen de lo tradicional y que nos dejan, en ocasiones, tan perplejos como enganchados.

Mr_Robot_Serie_de_TV-359635369-large

En su segunda temporada la serie da un giro de 180º a la trama. Vemos a Elliot en otro hábitat. Lejos de los ordenadores, lejos de una lucha por la que tanto había trabajado. El interés por la serie decae… hasta que un drástico giro en la trama intenta hacer que la serie levante el vuelo, y que hará que los más creyentes vuelvan a confiar en Esmail y compañía. Lo cierto es que la segunda temporada hizo que muchos perdieran la fe y Mr Robot perdió el lugar entre las grandes que las críticas de su estreno le había otorgado.

Mr_Robot_Serie_de_TV-821741037-large

El pasado mes de diciembre terminó su tercera y, hasta el momento, última temporada, aunque ya sabemos que habrá una cuarta, con la misión de devolver a la serie el caché perdido. Y, sin llegar a la excelencia de sus inicios, Esmail sí consigue que vuelva aquel Elliot del comienzo, con un Mr Robot (Slater) más presente que nunca, con incorporaciones al reparto del nivel de Bobby Cannavale o Grace Gummer. Elliot vuelve a ser Elliot, la lucha anticapitalista vuelve al primer plano y, aunque las enrevesadas maniobras informáticas sobrepasen en la mayoría de las ocasiones nuestra capacidad de entender qué está sucediendo, y los diez episodios formen un trayecto con demasiados altibajos, nos deja capítulos de un nivel excepcional y un cierre de trama, con el 3×10, por todo lo alto. Este 2018 llega la cuarta temporada. A la espera estamos.