Archivo de la etiqueta: Acción

Que la tierra le sea leve, sargento Hartman

El sargento Ronald Lee Ermey nos dejaba el pasado domingo a los 74 años. Sargento instructor del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, estudió Arte Dramático en la Universidad de Manila, Filipinas, tras la guerra de Vietnamy en 1987 nos regalaría al sargento Hartman de La chaqueta metálica, por el que siempre será recordado. Y lo que nos ha recordado su muerte es a esas películas en las que los ejércitos y sus miembros son los protagonistas. Ya sea en la Guerra de Secesión, en la I Guerra Mundial o en la de Vietnam, estas son las tres propuestas para maratonear este fin de semana. En honor al eterno sargento Hartman. Que la tierra le sea leve.

El_maquinista_de_La_General-497970973-large
El maquinista de La General (Buster Keaton, Clyde Bruckman, 1926) Johnny es maquinista y tiene dos grandes amores: una chica y una locomotora, La General. Al estallar la Guerra de Secesión, Johnny intenta alistarse, pero le envían a trabajar a la retaguardia. Sin embargo, Anabelle cree que es un cobarde y lo rechaza. El maquinista podrá demostrar su valor cuando un comando robe La General y rapte a Anabelle.
Senderos_de_gloria-157713678-large
Senderos de Gloria (Stanley Kubrick, 1957) I Guerra Mundial. Se ordena la conquista de una inexpugnable posición alemana. El encargado de dirigir el ataque será el coronel Dax, pero la toma de la colina resulta un infierno y el regimiento emprende la retirada hacia las trincheras. Un alto mando militar, irritado por la derrota, decide imponer al regimiento un terrible castigo que sirva de ejemplo a los demás soldados.
La_chaqueta_met_lica-354965223-large
La chaqueta metálica (Stanley Kubrick, 1987) Un grupo de reclutas se prepara en Parris Island, centro de entrenamiento de la marina norteamericana. Allí está el sargento Hartman, duro e implacable, cuya única misión en la vida es endurecer el cuerpo y el alma de los novatos para que puedan defenderse del enemigo. Pero no todos los jóvenes están preparados para soportar sus métodos.

‘Juego de ladrones’: fallido atraco perfecto

Juego_de_ladrones_El_atraco_perfecto-103761073-largeJuego de ladrones. El atraco perfecto (Den of thieves)
Christian Gudegast (Estados Unidos, 2018)
Gerard Butler, Pablo Schreiber, O’Shea Jackson Jr.
Película en cartelera

2 StarsSi a los clichés más sobados de las películas de robos de bancos les sumamos a los policías más malotes de los Estados Unidos y un par de caras conocidas, un guión débil y un giro final fallido obtenemos Juego de Ladrones. El atraco perfecto. Todos los días, el banco de la Reserva Federal de Los Ángeles saca de la circulación 120 millones de dólares en efectivo triturando los billetes que, por su desgaste, ya no son óptimos para seguir circulando. Un grupo de experimentados ladrones planea su gran atraco final: robar esos millones que nadie echará en falta. Pero el departamento del Sheriff de Los Ángeles, la brigada más temida de la ciudad, liderada por Big Nick (Gerard Butler), no está dispuesto a ponérselo fácil.

Y los clichés se suceden uno tras otro. Tenemos a dos de los hombres más inteligentes de la Tierra liderando cada uno de los bandos. A Big Nick el de la policía y a Ray Merrimen (Pablo Schreiber) el de los ladrones. El primero descubre quiénes acaban de perpetuar el robo que investiga en una escena de quince segundos sin demasiado esfuerzo. Ambos conocen y anticipan la jugada del otro con una facilidad y una precisión pasmosas. Ambos mantienen la calma y la cara de tipos duros en los momentos más complicados. Nick lucha además contra el estirado jefe del FBI, mucho menos listo y guapo, que intenta tomar sin éxito el control de las operaciones. Merrimen, contra la posibilidad de que alguno de los suyos sea un policía infiltrado. Nada que no hayamos visto. Juego de ladrones tiene lo que cualquier película de robos de bancos: sus persecuciones, sus tiroteos, sus rehenes, su llamada del negociador… y un fallido giro final que no se sostiene por más que uno ponga toda su fe en ello.

juegoDen-of-Thieves-Pablo-Schreiber-1

Un Gerard Butler en horas bajas, unos diálogos ridículos que intentan hacerle parecer sin éxito un malote ingenioso, una absurda e innecesaria (más aún cuando la película se alarga hasta los 140 minutos) trama secundaria que nos muestra a su mujer e hijas con el fin de dar dramatismo a la situación del protagonista, que no logra su objetivo y acaba por aportar entre poco y nada a la historia, unos personajes planos en general y una falta de precisión a la hora de contar cada detalle del robo terminan por hacer de este un producto fallido. Aún así, queda la acción y la pasajera tensión creada en pleno atraco que hacen que, por momentos, la película se vea con interés. Al menos, si te gustan las películas de robos y atracos.

La ‘Guerra Civil Española’ regresa a la televisión

Estamos de enhorabuena. David Simon está preparando su regreso a la pequeña pantalla con una historia sobre la Guerra Civil española. El creador de una de las mejores series que ha dado la televisión, The Wire, con la participación de Mediapro, titulará su nuevo trabajo A dry run (un simulacro), y estará ambientada en las Brigadas Internacionales, en concreto en los batallones Abraham Lincoln y George Washington, que estuvieron formados principalmente por soldados estadounidenses que vinieron a España a luchar contra el fascismo. Mientras la serie no llega, preparamos maratón con estas tres películas sobre la Guerra Civil.

el-lapiz-del-carpintero-1426076026
El lápiz del carpintero (Antón Reixa, 2003) Galicia, 1936. Daniel Da Barca es un joven republicano encarcelado por sus ideas. Su novia, Marisa Mallo, hija de un conocido reaccionario, lucha por devolverle la libertad. El testigo de su amor es Herbal, un apocado carcelero que asiste entre atónito y furioso a las conversaciones que mantienen los presos para hacer más llevadera su condena.
P_jaros_de_papel-736673935-large
Pájaros de papel (Emilio Aragón, 2010) Historia de un grupo de artistas de vodevil a los que la Guerra Civil les arrebató todo. El músico Jorge del Pino, el ventrílocuo Enrique Corgo, la cupletista Rocío Moliner, el huérfano Miguel y otras almas perdidas forman una curiosa familia que intenta cada día salir adelante con sus miserias y sus alegrías, con el aliciente de su música y sus canciones.
Balada_triste_de_trompeta-771934997-large
Balada triste de trompeta (Álex de la Iglesia, 2010) En 1937, en plena Guerra Civil, tropas republicanas irrumpen en un circo, durante el espectáculo, para reclutar a sus empleados para luchar contra las tropas nacionales. Mucho tiempo después, en los últimos años del franquismo, dos payasos (Carlos Areces y Antonio de la Torre) luchan por el amor de una atractiva trapecista (Carolina Bang).