Oscar 2018: mejor película

Nueve películas candidatas a llevarse el Oscar al mejor largometraje del pasado año. Seis estadounidenses, dos británicas y una italiana. Ayer hablamos de las favoritas para hacerlo. El domingo sabremos cual de ellas se lleva la estatuilla. Hoy doy a conocer mi propia lista. Las nueve nominadas ordenadas de mejor a peor.

1. La forma del agua (Guillermo del Toro). La_forma_del_agua-189312004-large Una historia de amor al más puro estilo de la del vagabundo Charlot y la florista en la espléndida Luces de la ciudad. El amor que surge de la manera más caprichosa entre quienes parecen destinados a no ser amados. Entre un vagabundo y una joven ciega en el clásico de Chaplin, entre un hombre anfibio recluido en un laboratorio y la joven muda limpiadora del centro.

La gran favorita para hacerse con el Oscar a la mejor película del año es también para mí la mejor de las nueve nominadas. Porque se trata de una historia preciosa contada de la manera más hermosa posible. Porque los sentimientos de cada uno de sus protagonistas brotan en cada escena, porque Hawking, Jones, Shannon, Spencer y Jenkis están, una vez más cada uno de ellos, espléndidos. Porque lo real y lo fantástico maridan a la perfección. Porque Del Toro combina imaginación y talento para firmar su mejor película hasta el momento.

En cartelera desde el 16 de febrero.

2. El hilo invisible (Paul Thomas Anderson). El_hilo_invisible-401317897-largeOtra historia de amor. Distinta. Más cruda, menos romántica. En las que el amor “cuando no muere, mata”, que diría Joaquín Sabina. La historia de amor entre un famoso modisto, Reynolds Woodcook (Daniel Day-Lewis), y Alma (Vicky Krieps), una joven camarera que pronto se convierte en su musa y amante. Alma llega a una casa en la que viven Reynolds y su hermana Cyril (Leslei Manville), y en la que nada se deja a la improvisación, en la que todo está perfectamente planificado. Hasta que llega Alma, hasta llega el amor a la vida de Reynolds… y todo lo cambia.

Daniel Day-Lewis, que ha asegurado que esta será su última película está soberbio interpretando a un déspota maniático que uno no sabe si amar u odiar. Es posible que pases por ambas fases a lo largo de los 130 minutos de metraje. Y es capaz de crear junto a Vicky Krieps Paul Thomas Anderson a la dirección una historia tan gélida como hermosa, tan clásica como rompedora. Una historia de la que disfrutar de cada línea de diálogo y de cada giro en los acontecimientos.

En cartelera desde el 2 de febrero.

3. Tres anuncios en las afueras (Martin McDonagh). Tres_anuncios_en_las_afueras-713596863-largeMildred Hayes (Frances McDormand) es una madre cabreada, y pocas cosas puede haber más peligrosas que una madre cabreada. Su hija adolescente ha sido violada y asesinada y su asesino todavía no ha sido detenido, ni siquiera identificado, por lo que Mildred emprende una dura lucha en la que la policía de Ebbing, su pueblo natal, con William Willoughby (Woody Harrelson) al frente, está en su punto de mira por no haber hecho lo suficiente porque se hiciera justicia.

Y lo que podría ser (únicamente) un oscuro drama se convierte por momentos en una comedia negra al más puro estilo de los hermanos Coen. No puede ser casualidad que McDormand sea, además, quien encarne a esta madre coraje. Por lo que te gustará si te gustaron Fargo, El gran Lebowsky o No es país para viejos. Diálogos brillantes, situaciones que rozan lo absurdo, personajes que perdurarán en el tiempo (imposible olvidarse del agente interpretado por Sam Rockwell)… que hacen que olvides o pases por alto algún que otro desliz en la construcción de la historia o en las oportunas e inexplicables idas y venidas de algún secundario.

En cartelera desde el 12 de enero.

4. Call me by your name (Luca Guadagnino). Call_Me_by_Your_Name-715643137-largeItalia cuela una de sus películas entre las mejores del año para los miembros de la academia norteamericana con otra historia de amor. Y van tres de cuatro. Y también distinta a las otras dos. Guadagnino nos cuenta la historia de un joven, Elio Perlman (sorprendente la actuación de uno de los jóvenes actores de moda en Hollywood, Timothée Chalamet), que se inicia una historia de amor com Oliver (Armie Hammer), norteamericano que se instala en casa de Elio como nuevo ayudante de su padre.

Verano, norte de Italia, sin más preocupaciones que la de dedicar las tardes a dar largos baños en cristalinos lagos, de leer o escuchar música. Nada parecía poder perturbar las vacaciones de Elio… hasta que Oliver aparece en escena. De sus charlas, de sus miradas… nos hacen partícipes de una historia tan real y transparente que se vuelve imposible no caer en sus redes. Un drama sin artificios que destila sensualidad gracias a dos protagonistas que brillan por separado y se hacen inmensos en cada una de las escenas que comparten.

En cartelera desde el 26 de enero.

5. Déjame salir (Jordan Peele). D_jame_salir-635440010-large¿Una historia de terror candidata a llevarse el Oscar a mejor película del año? Pues sí. ¿Cómo lo ha conseguido (con su ópera prima) Jordan Peele? Con una historia de terror bien construida. Sin miedo a caer en algunos de los clichés del género, ya que no veréis nada que no hayáis visto hasta el momento, pero creando un thriller sólido, con una historia y un guión sin fisuras y que conjuga los elementos del cine de terror clásico con uno de los mayores males que (todavía) azotan a la sociedad actual: el racismo.

¿Y si a Adivina quién viene esta noche le añadiésemos unas dosis de la típica película de terror? Esa es Déjame salir. Cine de terror más cine de comedia, de humor negro, para señalar las vergüenzas de una sociedad que sigue discriminando según el color de la piel de las personas. Chris (Daniel Kaluuya) emprende un viaje con su novia Rose (Allison Williams) para conocer a sus suegros… que no saben que es negro. La angustia, el no saber qué sucede, por qué han reaccionado los suegros de Chris de tal o cual manera a lo que el joven dice o hace… Déjame salir te dejará agarrado a la silla durante las casi dos horas de metraje. Y sí. Una película de terror nominada al Oscar a mejor película del año. Gran noticia.

Disponible en Movistar+ desde el 23 de diciembre de 2017.

6. Lady Bird (Greta Gerwig).Lady_Bird-739799778-large El primer largometraje que escribe y dirige en solitario Greta Gerwing, Lady Bird, entretiene, no molesta, pero no permanece en la memoria de quien la ve. Y eso que la ya consagrada Saoirse Ronan está espléndida en la piel de Lady Bird, una joven que solo piensa en alejarse de sus padres, de sus rutinarias vidas, de la precariedad económica que ahoga sus sueños. Solo piensa en comenzar un nuevo ciclo, iniciar su andadura en la universidad lo más lejos posible, en la costa Este, donde la cultura inunde las calles y alegre su triste vida.

La película crece en la sencillez con la que cuenta una historia poco interesante y ya vista. La de una joven que traiciona a su mejor y poco popular amiga para unirse a un grupo con mayor popularidad para acabar volviendo a brazos de la primera, la de una joven que discute día y noche con su madre y que encuentra en su padre a un aliado ante el supuesto abuso de la progenitora… Nada molesta en Lady Bird, entretiene, por momentos se disfruta, pero poco o nada permanece. Mal asunto.

En cartelera desde el 23 de febrero.

7. Los archivos del Pentágono (Steven Spielberg). Los_archivos_del_Pent_gono-974566672-large¿Qué podía fallar? Spielberg, Meryl Streep, Tom Hanks. La presencia del director y dos de los intérpretes más laureados del Hollywood de las últimas décadas juntos para contar un drama basado en hecho reales. La historia de una editora de un periódico, el Post, y su director, quienes se posicionan en favor de la libertad de expresión haciendo públicas cuatro décadas de mentiras por parte de cuatro presidencias estadounidenses.

Nada podía fallar y nada falla. Streep y Hanks están a la altura y Spielberg narra la historia con una sobriedad y un ritmo incuestionables. Pero nada sorprende, todo se convierte en predecible, por lo que uno se deja llevar sin mayor interés por qué viene después. Todos parecen, pues, encantados de haberse conocido y componen un docudrama amable, que busca la simpatía de todos y acabará obteniendo indiferencia, incapaz de que mostremos mayor interés.

En cartelera desde el 19 de enero.

8. El instante más oscuro (Joe Wright). El_instante_m_s_oscuro-314501697-largeLa Historia ha dado grandes personajes, pero pocos capaces de ofrecer tantas cosas y de tanto interés como Winston Churchill. Y bajo la capa de maquillaje Gary Oldman convence como primer ministro británico. Se hace difícil ver al actor detrás del político. Su Oscar a mejor actor principal parece que dejará de ser pura especulación para convertirse en realidad el próximo domingo. Y ese, y solo ese, parece ser el fin último de una cinta que no ofrece mayor aliciente.

Churchill es nombrado primer ministro británico en plena Segunda Guerra Mundial, con los nazis avanzando por el continente europeo y amenazando con invadir Inglaterra. Situación en la que el nuevo líder británico deberá decidir si estudiar un posible tratado de paz con los alemanes o luchar por la liberación de Europa. Sin duda, un capítulo apasionante de nuestra historia del cual no verás ahondar en El instante más oscuro. Nos quedamos en la superficie. En reuniones, charlas y discusiones en despachos para gloria de un Gary Oldman que hace ya hueco a la estatuilla. Una lástima.

En cartelera desde el 12 de enero.

9. Dunkerque (Christopher Nolan). Dunkerque-580539268-largeMientras Winston Churchill se debatía entre firmar la paz o hacer la guerra a la Alemania nazi, cientos de miles de soldados de las tropas británicas y francesas permanecían en las playas de Durkerque asediados por el avance del ejército alemán. Con los soldados con el enemigo a un lado y el mar al otro, Nolan nos habla de angustia, de supervivencia, y lo hace desde el minimalismo más absoluto. Y el resultado son no solo escasos, sino pobres, diálogos. Personajes de tal simpleza con los que se hace complicado empatizar.

Nolan cuenta la historia desde varios puntos de vista: los soldados, altos mandos, civiles que acuden a su rescate en sus barcas de recreo… y añade a eso continuos saltos temporales, lo que termina por convertirse en un caos resultando, en ocasiones, difícil saber en donde nos encontramos. El filme pierde tensión y deriva en el trabajo más descafeinado del director después de obras del tamaño de Memento, la trilogía de El Caballero Oscuro Origen.

Disponible en Movistar+ desde el 18 de diciembre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s