Que la tierra le sea leve, sargento Hartman

El sargento Ronald Lee Ermey nos dejaba el pasado domingo a los 74 años. Sargento instructor del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, estudió Arte Dramático en la Universidad de Manila, Filipinas, tras la guerra de Vietnamy en 1987 nos regalaría al sargento Hartman de La chaqueta metálica, por el que siempre será recordado. Y lo que nos ha recordado su muerte es a esas películas en las que los ejércitos y sus miembros son los protagonistas. Ya sea en la Guerra de Secesión, en la I Guerra Mundial o en la de Vietnam, estas son las tres propuestas para maratonear este fin de semana. En honor al eterno sargento Hartman. Que la tierra le sea leve.

El_maquinista_de_La_General-497970973-large
El maquinista de La General (Buster Keaton, Clyde Bruckman, 1926) Johnny es maquinista y tiene dos grandes amores: una chica y una locomotora, La General. Al estallar la Guerra de Secesión, Johnny intenta alistarse, pero le envían a trabajar a la retaguardia. Sin embargo, Anabelle cree que es un cobarde y lo rechaza. El maquinista podrá demostrar su valor cuando un comando robe La General y rapte a Anabelle.
Senderos_de_gloria-157713678-large
Senderos de Gloria (Stanley Kubrick, 1957) I Guerra Mundial. Se ordena la conquista de una inexpugnable posición alemana. El encargado de dirigir el ataque será el coronel Dax, pero la toma de la colina resulta un infierno y el regimiento emprende la retirada hacia las trincheras. Un alto mando militar, irritado por la derrota, decide imponer al regimiento un terrible castigo que sirva de ejemplo a los demás soldados.
La_chaqueta_met_lica-354965223-large
La chaqueta metálica (Stanley Kubrick, 1987) Un grupo de reclutas se prepara en Parris Island, centro de entrenamiento de la marina norteamericana. Allí está el sargento Hartman, duro e implacable, cuya única misión en la vida es endurecer el cuerpo y el alma de los novatos para que puedan defenderse del enemigo. Pero no todos los jóvenes están preparados para soportar sus métodos.

‘Juego de ladrones’: fallido atraco perfecto

Juego_de_ladrones_El_atraco_perfecto-103761073-largeJuego de ladrones. El atraco perfecto (Den of thieves)
Christian Gudegast (Estados Unidos, 2018)
Gerard Butler, Pablo Schreiber, O’Shea Jackson Jr.
Película en cartelera

2 StarsSi a los clichés más sobados de las películas de robos de bancos les sumamos a los policías más malotes de los Estados Unidos y un par de caras conocidas, un guión débil y un giro final fallido obtenemos Juego de Ladrones. El atraco perfecto. Todos los días, el banco de la Reserva Federal de Los Ángeles saca de la circulación 120 millones de dólares en efectivo triturando los billetes que, por su desgaste, ya no son óptimos para seguir circulando. Un grupo de experimentados ladrones planea su gran atraco final: robar esos millones que nadie echará en falta. Pero el departamento del Sheriff de Los Ángeles, la brigada más temida de la ciudad, liderada por Big Nick (Gerard Butler), no está dispuesto a ponérselo fácil.

Y los clichés se suceden uno tras otro. Tenemos a dos de los hombres más inteligentes de la Tierra liderando cada uno de los bandos. A Big Nick el de la policía y a Ray Merrimen (Pablo Schreiber) el de los ladrones. El primero descubre quiénes acaban de perpetuar el robo que investiga en una escena de quince segundos sin demasiado esfuerzo. Ambos conocen y anticipan la jugada del otro con una facilidad y una precisión pasmosas. Ambos mantienen la calma y la cara de tipos duros en los momentos más complicados. Nick lucha además contra el estirado jefe del FBI, mucho menos listo y guapo, que intenta tomar sin éxito el control de las operaciones. Merrimen, contra la posibilidad de que alguno de los suyos sea un policía infiltrado. Nada que no hayamos visto. Juego de ladrones tiene lo que cualquier película de robos de bancos: sus persecuciones, sus tiroteos, sus rehenes, su llamada del negociador… y un fallido giro final que no se sostiene por más que uno ponga toda su fe en ello.

juegoDen-of-Thieves-Pablo-Schreiber-1

Un Gerard Butler en horas bajas, unos diálogos ridículos que intentan hacerle parecer sin éxito un malote ingenioso, una absurda e innecesaria (más aún cuando la película se alarga hasta los 140 minutos) trama secundaria que nos muestra a su mujer e hijas con el fin de dar dramatismo a la situación del protagonista, que no logra su objetivo y acaba por aportar entre poco y nada a la historia, unos personajes planos en general y una falta de precisión a la hora de contar cada detalle del robo terminan por hacer de este un producto fallido. Aún así, queda la acción y la pasajera tensión creada en pleno atraco que hacen que, por momentos, la película se vea con interés. Al menos, si te gustan las películas de robos y atracos.

‘The Walking Dead’: caída del notable al suspenso

The_Walking_Dead_Serie_de_TV-285470099-largeThe Walking Dead
Robert Kirkman
(Estados Unidos, 2010-actualidad)
Andrew Lincoln, Norman Reedus, Mesissa S. McBride
Disponible en Movistar+ (Series) y Netflix

3 StarsFue la serie de la que todo el mundo hablaba. The Walking Dead nació siendo grande. Una campaña de promoción brutal y las imágenes de zombis persiguiendo a un grupo de hombres y mujeres por una ciudad sumida en el caos hicieron que todos nos pegásemos al televisor para asistir a al estreno y ayudar a batir récords de audiencia. Tras un apocalipsis zombi, un grupo de supervivientes dirigidos por el policía Rick Grimes (Andrew Lincoln), recorre los Estados Unidos para ponerse a salvo. Esa era la sinopsis. El episodio piloto estaba escrito y dirigido por Frank Darabont. Nada podía fallar.

Los dos primeros capítulos de The Walking Dead fueron de notable. Descubrimos interesantes personajes colocados en una situación límite. La ciudad acababa de ser tomada por una horda de zombis, más numerosa cada vez que uno de los infectados mordía (y convertía) a uno de los vivos. La serie de aventuras, intriga y un futuro postapocalíptico parecía funcionar. Y lo hizo. Durante dos capítulos. A partir de entonces la reiteración, el tedio y la pérdida de interés del espectador por qué sucede a unos personajes cada vez menos interesantes hicieron que la serie perdiese la fuerza con la que había arrancado. Llegaron, temporada tras temporada, nuevos personajes e incluso los mejor construidos, quienes parecía que podían devolver cierta gloria a la serie, como Michonne (Danai Gurira), que llegó en la tercera temporada, acabaron cayendo en la inercia del resto de compañeros de cuadrilla: la de no causar más que indiferencia al espectador.

The_Walking_Dead_Serie_de_TV-693506861-large

El otro gran problema con el que se ha encontrado la serie y que se ha agudizado con el paso de los capítulos es la falta de un objetivo claro por parte de los protagonistas. Encontrar una explicación y una cura a lo que estaba sucediendo lo fue en un primer instante. Pero pronto perdieron la fe en encontrar respuesta a alguna de las dos cuestiones y pronto nos quedamos sin saber cómo acabará esto. Asistimos temporada tras temporada al enfrentamiento de los protagonistas de la serie con un nuevo grupo de supervivientes en busca de víveres o poder sobre el territorio, con un gran malvado como líder rival, con Rick convertido cada vez con mayor ahínco en uno de ellos. Los ha habido mejores, como el Gobernador (David Morrissey), que llegó con Michonne en la tercera temporada e hicieron que la serie viviese su mejor momento desde el inicio… y los ha habido peores, como Negan (Jeffrey Dean Morgan), en las dos últimas temporadas, un malvado con un potencial inmenso que se ha ido diluyendo como azúcar en el café. Cada vez menos zombis y más tedio han convertido a The Walking Dead en un aburrido producto de serie B. Y llegamos hasta el final de la octava temporada (y a la espera de la novena) sin tener la sensación de que la trama avance y sabiendo que solo la escasez de audiencia (menor tras el paso de cada temporada) puede poner fin a esta historia.

‘Sopa de ganso’: la mejor comedia es de los Marx

Sopa_de_ganso-540096240-largeSopa de ganso (Duck soup)
Leo McCarey (Estados Unidos, 1933)
Groucho Marx, Harpo Marx, Chico Marx, Zeppo Marx

5 StarsLa mejor y más delirante comedia de todos los tiempos tiene lugar en un pequeño país centroeuropeo, la República Democrática de Freedonia, a cuyo frente se encuentra el muy liberal señor Rufus T. Firefly (Groucho Marx). Freedonia se ve amenazada por la dictadura de Sylvania, país de vieja y reconocida solvencia como agresor, que envía a Chicolini (Chico Marx) y Pinky (Harpo Marx), dos espías de prestigio, a tierras enemigas, lo que no impide que ambos acaben siendo ministros del ahora ya excelentísimo Firefly. Lo surrealista del argumento se traslada a cada escena de una película que cuenta con el mejor y más inspirado Groucho como principal atractivo.

Los hermanos Marx enlazan en Sopa de ganso memorables gags, uno tras otro, y ya no podrás parar de reír. No hay tiempo para el descanso. Interminables e ingeniosos juegos de palabras se suman a un humor más físico para hacer una mezcla perfecta en una excelente sátira sobre política y guerra, tantas veces tan absurdos como el propio humor de los Marx. Quizás por eso la cinta funciona tan bien. Un ejemplo: antes del estreno de la película, Freedonia, ciudad del estado de Nueva York, se quejó de que Sopa de ganso perjudicaría su imagen y pidió que se retirara. Los hermanos Marx respondieron a los responsables políticos del lugar que cambiasen el nombre de su ciudad, porque dañaba la imagen de la película. Los hermanos Marx en estado puro.

sopagroucho_marx_in_duck_soup

Una vez la veas, no podrás olvidar algunas de sus mejores escenas. En una de ellas, Rufus T. Firefly espera al embajador de Sylvania para hacer las paces. Entonces, empieza a imaginar que es posible que cuando le extienda la mano, su archienemigo la rechace dejándole en ridículo. Cuando el embajador de Sylvania llega, Firefly, enfurecido por el posible desplante, lo recibe con una bofetada y le declara la guerra. Es solo una escena, pero es, quizás, el mejor resumen posible de la mejor comedia de la historia del cine.

Si todavía no has visto ‘¡Hola, buenas noches!’ es posible que seas el único

hola_buenas_noches_s-365101775-large¡Hola, buenas noches!
Pau Rodilla
(España, 2018)
Carlos Vera, Salva Vera

3 StarsUn repartidor de comida a domicilio de una conocida aplicación móvil reflexiona sobre sus condiciones laborales mientras pedalea sobre la bici en la que pasa 12 horas al día. Lo tiene decidido, hoy es su último día de trabajo. No soporta más este sistema capitalista que le ahoga. Que ha provocado que su misión en la vida, a la que dedica gran parte de la misma, sea repartir bocatas o hacer los recados de quien cobra un poquito más que los 400 euros que cobra él. El mundo ha cambiado. Lo aceptamos. No nos gusta. Lo odiamos. Solo nos queda adaptarnos. ¡Hola, buenas noches! es el cortometraje que se ha viralizado en los últimas semanas. Si aún no lo has visto, esta es una buena oportunidad para hacerlo.

La ‘Guerra Civil Española’ regresa a la televisión

Estamos de enhorabuena. David Simon está preparando su regreso a la pequeña pantalla con una historia sobre la Guerra Civil española. El creador de una de las mejores series que ha dado la televisión, The Wire, con la participación de Mediapro, titulará su nuevo trabajo A dry run (un simulacro), y estará ambientada en las Brigadas Internacionales, en concreto en los batallones Abraham Lincoln y George Washington, que estuvieron formados principalmente por soldados estadounidenses que vinieron a España a luchar contra el fascismo. Mientras la serie no llega, preparamos maratón con estas tres películas sobre la Guerra Civil.

el-lapiz-del-carpintero-1426076026
El lápiz del carpintero (Antón Reixa, 2003) Galicia, 1936. Daniel Da Barca es un joven republicano encarcelado por sus ideas. Su novia, Marisa Mallo, hija de un conocido reaccionario, lucha por devolverle la libertad. El testigo de su amor es Herbal, un apocado carcelero que asiste entre atónito y furioso a las conversaciones que mantienen los presos para hacer más llevadera su condena.
P_jaros_de_papel-736673935-large
Pájaros de papel (Emilio Aragón, 2010) Historia de un grupo de artistas de vodevil a los que la Guerra Civil les arrebató todo. El músico Jorge del Pino, el ventrílocuo Enrique Corgo, la cupletista Rocío Moliner, el huérfano Miguel y otras almas perdidas forman una curiosa familia que intenta cada día salir adelante con sus miserias y sus alegrías, con el aliciente de su música y sus canciones.
Balada_triste_de_trompeta-771934997-large
Balada triste de trompeta (Álex de la Iglesia, 2010) En 1937, en plena Guerra Civil, tropas republicanas irrumpen en un circo, durante el espectáculo, para reclutar a sus empleados para luchar contra las tropas nacionales. Mucho tiempo después, en los últimos años del franquismo, dos payasos (Carlos Areces y Antonio de la Torre) luchan por el amor de una atractiva trapecista (Carolina Bang).

En busca del asesino en ‘La casa torcida’

la casa0727450La casa torcida (Crooked house)
Gilles Paquet-Brenner (Reino Unido, 2017)
Glenn Close, Terence Stamp, Christina Hendricks
Fecha de estreno: 13 de abril

3 StarsAristides Leónides (Gino Picciano), patriarca de una adinerada familia, ha sido asesinado. Su nieta Sophia (Stefanie Martini) parece la más dolida por el fatal acontecimiento, así que decide contactar con un viejo amigo, el detective privado Charles Hayward (Max Irons), hijo de un detective de Scotland Yard, quien será el encargado de resolver el crimen. Nos subimos pues a los hombros Hayward para recorrer cada una de las habitaciones de la inmensa mansión de la familia, en la que viven todos y cada uno de sus miembros, en busca del asesino del patriarca. Su joven esposa, sus dos hijos, sus nueras, sus nietos, el tutor de estos… todos parecen ser sospechosos después de responder a cada pregunta del detective. Todos guardan secretos. Todos albergan motivos suficientes para haber querido acabar con la vida del viejo.

Adaptación de la homónima novela de Agatha Christie, la película convierte el relato original en una sucesión de escenas donde la dirección brilla por su ausencia. En la que solo el interés por conocer la identidad del asesino nos mantiene alerta, en la que la excentricidad de los personajes da buenos y malos resultados. Solo unos pocos se salvan de la quema: además de Sophie, la tía Edith (Glenn Close) y la nieta Josephine (Honor Kneafsey) son dignos de ser recordados. Los demás son personajes planos y de escaso interés. Mención aparte, el caso de Max Irons, quien ha creado al detective más insulso y menos carismático de todos los tiempos.

1371_Crooked House_Photo Nick Wall.RAF

Lo positivo de la cinta, el misterio de este tipo de intrigas culminado con un buen final que hace que el sabor de boca una vez que la pantalla se funde a negro sea bueno. Durante el trayecto asistimos y aceptamos sin rechistar cada giro para hacer que clavemos la mirada acusadora en un personaje distinto y nos metemos en la piel del detective ante la incapacidad de Irons para hacerlo de manera eficaz. ¿Quién no ha disfrutado alguna vez jugando al Cluedo? ¿Quién no sueña con resolver un crimen, encontrar pistas que nadie encuentra para poder desenmascarar al asesino? A partir de mañana, en los cines, una nueva oportunidad para hacerlo.